Camino de Zolina s/n - 31192 Mutilva Baja (Navarra) - 948 176 560 - info@adacen.org
           
Qué es el DCA
Traumatismos craneoencefálicos
Ictus: infartos y hemorragias cerebrales
Otras causas
Las secuelas
Secuelas físicas
Secuelas cognitivas
Secuelas de comunicación
Secuelas de comportamiento y emocionales
En el entorno familiar.
Adacen responde
El daño cerebral puede afectar a todas las áreas del funcionamiento del ser humano. Por ello, las secuelas de una lesión cerebral pueden ser muy distintas y complejas.
Secuelas físicas
Las más frecuentes son las del equilibrio: alteraciones o incapacidad para mantenerse de pie, alteraciones o incapacidad para andar, limitaciones o alteraciones en el movimiento de una o varias extremidades, o incluso el control del tronco y cabeza en situación de reposo. Otras alteraciones pueden ser la falta de sensibilidad y movilidad en algún miembro del cuerpo y la pérdida parcial o total de alguno de los sentidos, como la vista.
Secuelas cognitivas

Modificación en la capacidad de pensamiento, toma de decisiones y control. Por estos motivos suelen existir dificultades para el aprendizaje, la comprensión, la memoria o el razonamiento.
Secuelas de comunicación


Cuando, sin que sea un problema físico (falta de movilidad en la lengua), existe una dificultad para expresarse o para la comprensión oral.
Secuelas de comportamiento y emocionales
Las secuelas de comportamiento pueden derivar en una falta de inhibición (la persona hace y dice todo lo que se le ocurre en ese momento) o en un exceso de inhibición (no hace o dice nada sin que se lo pidan). A nivel emocional las alteraciones pasan por una mayor irritación, sensibilidad, impaciencia y sobre todo por altibajos emocionales.
En el entorno familiar
La familia también se ve afectada. El cambio que supone esta nueva circunstancia y su aparición inesperada produce una desestructuración en el entorno familiar.