Camino de Zolina s/n - 31192 Mutilva Baja (Navarra) - 948 176 560 - info@adacen.org
           
Actualidad
Materiales
Actividades
Campañas
29/04/2019
Adacen y la Clínica Josefina Arregui se unen para para mejorar la calidad de vida y la atención de las personas con discapacidad neurológica
Ambas entidades han firmado hoy un amplio acuerdo de colaboración
La Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen) y la Fundación Felipe Lecea, entidad titular de la Clínica Josefina Arregui de Alsasua, han firmado hoy un convenio para fortalecer la colaboración entre ambas organizaciones en la atención a las personas con enfermedades neurológicas en el espacio sociosanitario. 
Ambas entidades han firmado hoy un amplio acuerdo de colaboración
 
La Asociación de Daño Cerebral de Navarra (Adacen) y la Fundación Felipe Lecea, entidad titular de la Clínica Josefina Arregui de Alsasua, han firmado hoy un convenio para fortalecer la colaboración entre ambas organizaciones en la atención a las personas con enfermedades neurológicas en el espacio sociosanitario. 
 
Francisco Fernández Nistal, Gerente de Adacen y Ángel M. Gardachal Ausejo, gerente de la Clínica Josefina Arregui, han rubricado hoy este acuerdo, que certifica una estrecha relación ya existente desde hace años entre ambas entidades que comparten modelos similares en la atención de la enfermedad neurológica en las fases rehabilitadora y crónica. Las dos trabajan con un enfoque centrado en la persona con discapacidad y en su familia, desarrollando itinerarios de vida que promueven la salud, potencian la inclusión social y mejoran la calidad de vida.
 
En base a este convenio, intercambiarán ideas y experiencias para favorecer la atención a las personas y a sus familias compartiendo terapias, metodologías y buenas prácticas e impulsando el uso de la tecnología y la mejora continua. El segundo pilar de este acuerdo será el desarrollo de acciones conjuntas en la formación de profesionales, en el desarrollo sistemas de gestión y en el diseño de proyectos de innovación en servicios. 
Tras la firma, Fernández Nistal ha destacado que las enfermedades neurológicas agrupan diferentes situaciones que conforman una realidad compleja que necesita de un abordaje especializado en función de las necesidades, siempre teniendo en cuenta el momento biográfico en el que se encuentra la persona. Además, se ha mostrado convencido de que este convenio permitirá construir modelos de atención frente al envejecimiento y la dependencia que incorporen tecnologías, diseñando programas y servicios sostenibles que generen un impacto social y económico positivo. En relación a esto, ha ofrecido a otras entidades públicas y privadas la colaboración de Adacen y la clínica Josefina Arregui para lograr conjuntamente itinerarios integrados de atención a las personas con discapacidad neurológica.
 
Para finalizar, ha destacado su apuesta por un adecuado diseño y articulación del espacio sociosanitario, en el que los servicios y programas especializados que ya vienen prestando Adacen y otras organizaciones del campo de la discapacidad vean reconocida su importancia puesto que son el lugar en el que la salud y la inserción social se integran y tienen su continuidad a lo largo de la vida.
 
Una alianza estratégica
 
Por su parte, Ángel M. Gardachal Ausejo, ha recordado que el progresivo envejecimiento de la población y la prolongación de la esperanza de vida presenta importantes desafíos en la organización de nuestros servicios sociales y de salud, los cuales se resolverán incorporando la inclusión social y la promoción de la vida independiente en el diseño de las políticas.
 
Gardachal ha mostrado su satisfacción por el inicio de la colaboración con "un aliado perfecto y estratégico que nos permitirá seguir trabajando para satisfacer las necesidades de las personas afectadas y sus familias, colocando este objetivo como eje prioritario de nuestras actuaciones”. “Vamos a trabajar conjuntamente por una más y mejor autonomía y calidad de vida, tanto en la plena libertad de las personas con discapacidad para la toma de sus propias decisiones, como en el desarrollo de nuevos modelos de rehabilitación y atención que integren experiencias en actividad física, estimulación cognitiva e incorporación de tecnologías que complementen la prescripción farmacológica como recurso de atención”, ha afirmado.
 
Por último, ha recordado la apuesta de ambas entidades por modelos de atención con una perspectiva más ambulatoria e integradora en el entorno, modelos que se han visto frenados por las sucesivas modificaciones impuestas en la aplicación de la Ley de Dependencia. A pesar de ello, ha destacado que tanto su clínica como Adacen cuentan "con modelos propios de atención ambulatoria especializados en daño cerebral y demencia que contribuyen a largo plazo a un importante ahorro de costes sanitarios y sociales".
 
Fundación Felipe Lecea
 
La Fundación Felipe Lecea es una entidad benéfico-social constituida en 1993 sin ánimo de lucro con un fin de interés general.
 
La Fundación tiene como objetivo fundamental, no sólo contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas mayores afectadas por demencia o cualquier otro tipo de patología psiquiátrica, sino atender al mismo tiempo a los cuidadores principales mediante proyectos de carácter asistencial y social.
 
Su principal proyecto es la Clínica Josefina Arregui, una clínica cuya asistencia es de carácter sanitario donde se realiza un abordaje multidisciplinar dedicado a pacientes ancianos con demencias y otras patologías psiquiátricas que por la edad de presentación y dada la evolución y pronóstico de la enfermedad requieren máximos niveles de atención. En la actualidad dispone de una Unidad de Hospitalización de 21 camas, un Centro de Día Psicogeriátrico de 25 plazas, ambos concertados con Gobierno de Navarra, unidades de Rehabilitación Funcional, de Fisioterapia y Terapia Ocupacional, entre otros, y un servicio de Consultas Externas dirigido al tratamiento de trastornos psicogeriátricos.
Durante sus años de andadura sólo la unidad de hospitalización, ha atendido a más de 7.000 pacientes, además de los usuarios del Centro de Día y resto de unidades.
 
Adacen
 
Ante la ausencia de recursos de atención para las personas con Daño Cerebral y la inexistencia de apoyo a los familiares, un grupo de familias creó en 1994 la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (ADACEN), una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es informar y sensibilizar a la sociedad y a las instituciones de los problemas y necesidades que presenta el colectivo. La integración social, la promoción de los servicios imprescindibles para las personas que sufren Daño Cerebral Adquirido y la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas y sus familiares son también objetivos fundamentales de ADACEN.
La Asociación tiene cerca de 1000 socios y socias; la integran 332 personas afectadas; hay 61 personas voluntarias que comporten su tiempo con las personas usuarias y sus familiares; y tiene 61 profesionales en plantilla. 
ADACEN cuenta con un Centro de Día de 40 plazas y una Residencia con 9, ambos recursos concertados con Gobierno de Navarra, además de ello dispone de un Centro de atención a la dependencia, en régimen ambulatorio en el que se atienden a otras 100 personas. Y ofrece también un hogar temporal y de respiro para personas afectadas y sus familiares. A estos se suma el Centro de Rehabilitación Neurológica de Azpilagaña. La asociación es pionera en la utilización de las Nuevas Tecnologías en los tratamientos de rehabilitación participando incluso en varios estudios promovidos por universidades y centros tecnológicos.
Desde el pasado año cuenta con un NeuroLab, un espacio de experimentación en el que personas afectadas, familiares, profesionales, empresas y centros de investigación trabajan en equipo en la co-creación de nuevas soluciones tecnológicas y modelos de atención que contribuyan a mejorar la calidad de vida, la rehabilitación y la autonomía.