Camino de Zolina s/n - 31192 Mutilva Baja (Navarra) - 948 176 560 - info@adacen.org
Castellano   Euskara   English  
           
Actualidad
Materiales
Actividades
Campañas
26/10/2020
En el día del Daño Cerebral Adquirido, se presentan las conclusiones del proyecto en el que colaboran CHN, Navarrabiomed y ADACEN en el marco ICTUSnet.
El objeto del trabajo es  "el fomento de las decisiones clínicas compartidas entre profesionales y pacientes en el proceso de ictus"
La neuróloga de la Unidad de Ictus del Complejo Hospitalario de Navarra y coordinadora del proyecto ICTUSnet en Navarra desde Navarrabiomed María Herrera Isasi y Silvia Astrain de la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (ADACEN) han presentado hoy en rueda de prensa las conclusiones de un taller de trabajo multidisciplinar sobre las decisiones clínicas compartidas en el proceso de atención sanitaria a pacientes con ictus,  taller realizado en el marco de este proyecto europeo de colaboración interregional para la innovación y la mejora de la asistencia sanitaria del ictus cerebral.  Marta Ancín Pagoto, Directora de Cuidados Sanitarios del Complejo Hospitalario de Navarra ha acompañado en la presentación..
 
El evento se ha realizado hoy en el marco de la semana del Día mundial del Daño Cerebral, cuya primera causa es el ictus, y del Día mundial del ictus que se conmemorará el próximo jueves, 29 de octubre.

Consenso entre profesionales y paciente
 
Las decisiones clínicas compartidas es un modelo de relación entre el profesional sanitario y el o la paciente que implica tanto a procesos de diagnóstico como terapéuticos, que incide en la necesidad de informar al paciente en las distintas fases de la atención sanitaria y empoderarlo otorgándole un papel activo. Este tipo de decisiones van en la línea de la medicina centrada en el paciente humanizando la atención, implica una comunicación bidireccional más que una simple información, y además se ha demostrado que deriva en una mejor adherencia del / la paciente al procedimiento elegido.

María Herrera ha explicado qué supone en la práctica asistencial: “Los y las profesionales somos conscientes de nuestra obligación de informar sobre los procedimientos de prevención, diagnóstico y tratamiento que están disponibles para un problema de salud en concreto, con las distintas opciones, sus objetivos y posibles consecuencias, y todo ello lo hacemos a través de consentimientos informados y de la información durante la entrevista. Pero esto es un paso más;  se trata de poner en esa decisión del otro lado los objetivos vitales, valores, prioridades y necesidades subjetivas del/ de la  paciente, en este caso con un ictus o riesgo de padecerlo, junto con sus familiares o representantes para llegar a una decisión consensuada y pactada que tenga en cuenta los dos aspectos y que el paciente la viva como parte activa”. Además, ha recalcado que este nuevo modelo supone un cambio en el modo de comunicación para el que se necesita que los y las profesionales se formen y exige de herramientas nuevas como apoyo de las TICs, información audiovisual y un compromiso de la administración para fomentarlo, con espacios de trabajo y modelos de trabajo interdisciplinar y de equipo situando a los y las pacientes en el centro.
 
El trabajo ha tratado de analizar desde esta visión global en qué punto se encuentra el modelo de las Decisiones clínicas compartidas en el proceso de atención al ictus en el Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea. Para el desarrollo de este trabajo se realizaron en colaboración con ADACEN cuatro grupos focales entre febrero y marzo, previos a la pandemia, en los que se reunió a una representación de todos los agentes implicados: pacientes, familiares, profesionales de Neurología, Neurorrehabilitación, Atención Primaria, Trabajo Social y profesionales de gestión del departamento de Salud entre otros.
 
Desde Adacen, “Hemos conseguido facilitar espacios de reflexión en los que se ha podido compartir experiencias, identificar necesidades no cubiertas y las barreras existentes, así como aquellos puntos críticos en los que podemos mejorar la atención sanitaria”. La asociación, que atiende a personas con daño cerebral adquirido y sus familias, vela por una óptima atención a los pacientes desde su fundación en el año 1994 y, en este sentido, agradece que se dedique tiempo a conocer la opinión y necesidades de pacientes y familiares para incorporar nuevos cambios en el proceso.
 
Por su parte, Marta Ancín Pagoto ha puesto de manifiesto la importancia del trabajo colaborativo entre profesionales para potenciar una atención integral del paciente y ha recordado la apuesta por mantener la Estrategia de Humanización del sistema sanitario público de Navarra que el Departamento de Salud desarrolla desde el año 2017. “A pesar de la delicada situación que vivimos, estas acciones y proyectos deben mantenerse para avanzar y mejorar en la satisfacción de las personas usuarias con el trato humano que reciben”, ha afirmado Ancín.
 
La rueda de prensa ha terminado con la intervención de la paciente de ictus, Iosune Etxebeste Arretxea y de Pilar Seminario Alonso, familiar de paciente. Ambas han querido poner rostro a aquellas personas que viven con las secuelas o bien les cuidan y acompañan, y que han participado en estos grupos de trabajo

Como broche final a los talleres que se han venido llevando a cabo, se ha editado un video con las distintas impresiones de las personas participantes.