948 176 560
Camino de Zolina s/n - 31192 Mutilva Baja (Navarra)
info@adacen.org

Daño Cerebral

Causas del DCA

LA LESIÓN CEREBRAL Y SUS CAUSAS

Cuando hablamos de daño cerebral adquirido (DCA) hacemos referencia a una lesión cerebral que irrumpe de súbito en la vida de una persona. El ejemplo más claro es el de los traumatismos cráneoencefálicos graves secundarios a accidentes de tráfico. Otras causas de daño cerebral que pueden provocar pérdidas importantes de autonomía son los ictus, los tumores cerebrales y las infecciones.

El abanico de severidad y de posibles secuelas del daño cerebral es muy amplio, desde la recuperación completa hasta los estados vegetativos. Algunas de las secuelas pueden afectar de manera significativa a la autonomía del paciente y modificar también la situación de las familias. En la Red Menni se trabaja con ese grupo de personas para ayudarles a recuperar autonomía y calidad de vida.

 

CAUSAS MÁS COMUNES

Un traumatismo craneoencefálico (TCE) es un golpe en la cabeza lo suficientemente intenso como para alterar el nivel de conciencia o causar una fractura craneal. La mayor parte de las personas que sufren un TCE son jóvenes que han tenido accidentes laborales o de tráfico. Otra fuente de TCEs son las caídas (sobre todo en niños y ancianos), las agresiones y los golpes sufridos practicando una actividad deportiva o de riesgo.

 

Los ictus o accidentes cerebro-vasculares (ACV) están provocados por problemas de riego cerebral. Los ictus se pueden producir por obstrucciones de las arterias, en ese caso hablamos de trombosis, o por rotura de las arterias, hablamos entonces de hemorragias. La palabra derrame hace referencia a este último tipo de ictus. La extensión del área cerebral afectada, la localización de la lesión y la edad del paciente son los tres factores de inciden de manera más clara en el cuadro clínico que emerge a los días o semanas del ictus. Así, podemos tener pacientes en estado vegetativo que plantean sobretodo necesidades de cuidados, mientras que en el otro extremo otras personas recuperan la salud en días o semanas.

Esta problemática está recibiendo atención especial por parte del Ministerio de Sanidad a través de la llamada Estrategia en ictus del Sistema Nacional de Salud. El Ministerio, junto a las comunidades autónomas, sociedades científicas, agrupaciones de afectados y otros grupos de interés está aunando esfuerzos a favor de una mejor atención a esta enfermedad.

 

Es la falta de oxigeno en el cerebro y puede estar motivada por una parada cardiaca, un ahogamiento, una intoxicación por monóxido de carbono, un atragantamiento u otros trastornos del sistema respiratorio. Las anoxias prenatales o perinatales también son causas frecuentes de lesión cerebral.

 

Como en el caso de los traumatismos, la supervivencia en los tumores cerebrales está aumentando. Ello da lugar a situaciones de personas que sobreviven a esta grave enfermedad pero que han de afrontar procesos de rehabilitación.

 

La causa más frecuente es la infección por herpes virus. Este tipo de infección afecta a los lóbulos temporales y frontales de manera preferente. Los problemas de memoria y de lenguaje, así como los cambios emocionales y de conducta son comunes en los casos más graves.

Secuelas

El daño cerebral puede afectar a todas las áreas del funcionamiento del ser humano. Por ello, las secuelas de una lesión cerebral pueden ser muy distintas y complejas.

Las más frecuentes son las del equilibrio: alteraciones o incapacidad para mantenerse de pie, alteraciones o incapacidad para andar, limitaciones o alteraciones en el movimiento de una o varias extremidades, o incluso el control del tronco y cabeza en situación de reposo. Otras alteraciones pueden ser la falta de sensibilidad y movilidad en algún miembro del cuerpo, e incluso pérdida parcial o total de alguno de los sentidos, como la vista.

Modificación en la capacidad de pensamiento, toma de decisiones y control. Por este motivo suelen existir dificultades para el aprendizaje, comprensión, memoria o razonamiento.

Cuando, sin que sea un problema físico (falta de movilidad en la lengua), existe una dificultad para expresarse o para la comprensión oral.

Las secuelas de comportamiento pueden derivar en una falta de inhibición, la persona hace y dice todo lo que se le ocurre en ese momento, o en un exceso de inhibición, no hace o dice nada sin que se lo pidan. A nivel emocional las alteraciones pasan por una mayor irritación, sensibilidad, impaciencia y sobre todo por alti-bajos emocionales.

La familia también se ve afectada. El cambio que supone esta nueva circunstancia y su aparición inesperada produce una desestructuración en el entorno familiar.

El DCA en datos

En España, el DCA se ha convertido en una de las causas más importantes de discapacidad creando en muchas personas un nivel de dependencia muy alto.

EN ESPAÑA

Cada 4 minutos se produce un ingreso por DCA.
Se producen 144.692 ingresos por DCA anuales.
Se estima que existen 300.000 afectados por DCA con carácter crónico.
Los accidentes cerebrovasculares son la tercera causa de muerte en la población española y la primera entre las mujeres.
Más del 70 % de los traumatismos craneoencefálicos tienen su origen en los accidentes de tráfico con una significativa incidencia en la juventud.

EN NAVARRA

Más de 3.000 navarros padecen algún tipo de DCA con carácter crónico.

 

SOBRE EL DAÑO CEREBRAL

Para saber más: www.traumatismocraneoencefalico.com

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies