TRATAMIENTO DE DISFAGIAS Y PREVENCIÓN DE ATRAGANTAMIENTOS

Para ver la información completa en PDF, puede pinchar en el enlace al documento “Disfagia y atragantamientos” situado a continuación.

DISFAGIA Y ATRAGANTAMIENTOS

La disfagia (o dificultad para deglutir alimentos, tanto sólidos como líquidos) es un problema frecuente en las personas con daño cerebral adquirido, de ahí su importancia de diagnóstico y tratamiento, así como el conocimiento de pautas de alimentación que sirvan para que el acto de comer se convierta en una actividad segura y sin riesgo de atragantamientos.
A continuación explicaremos cuáles son las pautas más importantes para llevar a cabo con nuestros usuarios y cómo actuar en caso de atragantamiento.

LA DEGLUCIÓN SE ESTRUCTURA EN DIFERENTES FASES:

FASE VOLUNTARIA: nosotros decidimos cuando introducimos el alimento en la boca, lo masticamos humedeciéndolo con la saliva y vamos formando un bolo, el cual iremos empujando con la lengua para tragarlo.

FASE INVOLUNTARIA: comienza una vez el bolo abandona nuestra boca. Nuestros nervios envían mensajes al cerebro indicándole que active los cambios y movimientos musculares necesarios para que el bolo pase desde la faringe al esófago y de este a nuestro estómago, protegiendo nuestro sistema respiratorio.

DISFAGIA. Qué es. Por qué se produce.

La disfagia es la alteración o dificultad para tragar o deglutir los alimentos (sólidos y líquidos) e incluso la saliva.

Caracterizada por una dificultad en la preparación oral del bolo o en el desplazamiento del alimento desde la boca hasta el estómago.

Algo tan sencillo como tragar, es en realidad una acción muy compleja en la que participa distintas estructuras de forma organizada (cerebro, nervios, unos 30 músculos de la cara, boca y la garganta,…)

Un sujeto normal deglute un promedio de 580 veces/ día

En la deglución influyen:

  • Actos motores.
  • Actos sensoriales.
  • Aspectos conductuales.

La disfagia se produce por alteración de la función cerebral o de alguno de los nervios y músculos que intervienen en la deglución.

La alteración de cualquier estructura  que participa en el acto de la deglución provoca DISFAGIA.

Secundaria a múltiples causas en función de la estructura anatómica o fase deglutoria que se encuentre alterada.

INCIDENCIA DE DISFAGIA EN PERSONAS CON DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO:

Daño cerebral bilateral: 50% probabilidad DISFAGIA

ACV (accidente cerebro-vascular)

Fase aguda—- 65%

3 meses post ACV — 12%

TCE  (traumatismo cráneo-encefálico)

Retardo/ausencia reflejo deglución en un 80% de los casos

Reducido control lingual  en un 50% de los casos

 

INTERVENCIÓN LOGOPÉDICA EN DISFAGIAS:

Se llevan a cabo las siguientes técnicas

TÉCNICAS

COMPENSATORIAS

TÉCNICAS

TERAPÉUTICAS

 

Técnicas posturales

 

Modificación de volumen y consistencia

 

Control del entorno

 

Maniobras deglutorias

 

Ejercicios neuromusculares

 

POSTURA CORRECTA PARA LA ALIMENTACIÓN.

 La postura más correcta es aquella que reduce al mínimo el riesgo de atragantamiento.

NUNCA se comerá tumbado o recostado en un sillón, sino lo más incorporado posible

Espalda recta, 90º

Cabeza recta, con la barbilla paralela al suelo o incluso algo inclinada hacia abajo (vías respiratorias cerradas)

La persona que va a dar de comer debe estar situada enfrente o en el lado sano de la persona, a la altura de sus ojos o justo debajo de ellos, evitando así que eleve la cabeza.

Después de las comidas se recomienda un mínimo de 30-45  minutos incorporado, para evitar reflujo que pueda derivar en atragantamiento

La persona que va a dar de comer debe estar situada enfrente o en el lado sano de la persona, a la altura de sus ojos o justo debajo de ellos, evitando así que eleve la cabeza.

 

ATRAGANTAMIENTO, QUÉ ES Y POR QUÉ SE PRODUCE.

El atragantamiento es la obstrucción total o parcial de las vías respiratorias que suele producirse por una alteración de la deglución de alimentos o líquidos, que en el peor de los casos puede producir asfixia.

El alimento en lugar de ir por vías digestivas, penetra accidentalmente a las vías respiratorias desencadenando (o no) en la persona un reflejo de defensa como es la tos.

Causas de atragantamiento:

Dificultad para controlar el alimento en la boca (pérdida de habilidades adquiridas, parálisis de lengua o músculos bucales, déficit movilidad…)

Reflejo de deglución retardado (el alimento “cae” antes)

Déficit de sensibilidad dentro de la boca (ojo!! cuando la persona no nota el que esta manchada)

Déficit de masticación 

Descoordinación del proceso:

Durante la alimentación:

Movimiento excesivo    

Habla/ canto/ risa…  

Velocidad/cantidad excesiva  

Otra causa frecuente de atragantamiento:

Reflujo gastroesofágico (RGE). Alimento con jugos gástricos ácidos retornan a la faringe, pudiendo provocar un atragantamiento.  (La hernia de hiato predispone al reflujo).

 

SINTOMAS DE UN ATRAGANTAMIENTO.

Tos/carraspeo durante o después de las comidas (más habitual con los líquidos)

Cambios de la voz (calidad/tono) coincidiendo con las comidas. “voz húmeda”

Enrojecimiento repentino de la cara

Ojos llorosos, incluso lágrimas

Historia de neumonías o infecciones respiratorias recurrentes

 

 

SÍNTOMAS DE DISFAGIA.

Invierten más tiempo del habitual en comer

Atragantamientos muy frecuentes

Desinterés en comer debido al esfuerzo que les supone, o cambio de hábitos alimenticios por miedo a episodios de atragantamiento.

Necesidad de tragar varias veces para una misma cucharada.

Babeo frecuente, exceso de saliva

Almacenamiento de la comida en los carrillos.

 

CONSECUENCIAS DE LOS ATRAGANTAMIENTOS.

La tos posterior a un atragantamiento supone un esfuerzo extra por parte de la musculatura respiratoria, faríngea y laríngea, que puede verse resentida.

La disfagia acarrea complicaciones importantes de salud a quien la padece:

  • Aumento de la morbilidad y de la mortalidad.
  • Riesgo de aspiración (paso de alimento o líquido a las vías respiratorias).
  • Se asocia a infecciones broncopulmonares, deshidratación y malnutrición.

NUESTRO OBJETIVO.

Alimentación EFICAZ (nutrición e hidratación)

SEGURA (sin riesgo de atragantamientos).

Escrito por:

En octubre de 1994 se constituye la Asociación de Daño Cerebral de Navarra, ADACEN, organización sin ánimo de lucro fundada por familiares y afectados de daño cerebral. Su objetivo es informar y sensibilizar a la sociedad y a las instituciones de los problemas y necesidades que este colectivo presenta.

Sin comentarios.

Deja tu comentario